El arte en Cuenca

Logotipo

Belmonte: Colegiata (06) Capilla de San Pedro y San Pablo

 

Capilla de San Pedro y San Pablo

 

Esta capilla fue fundada por Diego de Hinestrosa e Iniesta, prior de la Colegiata, es la más amplia de todas ellas, ya que ocupa el espacio de dos capillas intercomunicadas entre sí bajo un gran arco ojival.

Posee dos vanos de entrada, aunque normalmente se accede por el de la izquierda, ya que el de la derecha solo se abre en ocasiones.

En la actualidad, al ser utilizada como capilla de invierno entresemana, el espacio donde se accede hace la función de nave, y al fondo, donde se encuentra el retablo principal, está la cabecera con el gran vano de separación entre ambas partes a través de su arco triunfal.

Se accede a la capilla a través de una pequeña puerta, sin reja alguna. Sobre su dintel encontramos el escudo de los Hinestrosa, y encima de él, en el muro, restos desdibujados de un fresco gótico representando a San Cristóbal al lado de una ventana gótica perteneciente a la época constructiva primitiva de la iglesia.

Fresco gótico representando San Cristobal, sobre la pequeña puerta de acceso a la capilla.

El otro vano de acceso a la capilla, cerrado normalmente, posee una Reja, cuyo autor es Juan Francés, la realizó en el año 1500 y es su primer trabajo en la diócesis de Cuenca así como la obra más temprana en rejería del siglo XVI conservada en la diócesis de Cuenca.

Se trata de una reja muy sencilla, estructurada mediante una superficie continua, sin que se delimiten los extremos, con barrotaje y molduración góticas, que al igual que sucede con la de la Inmaculada ya citada, hacia su mitad se desarrolla horizontalmente una barra sobre las macollas de los barrotes, abriéndose en su centro la puerta de entrada en dos partes, que sobrepasan la línea de la barra mencionada, donde sobre su dintel se encuentra un friso de chapa con la siguiente inscripción: “Dómine vim patior responde pro me, quid dicam tibi aut quid respodebit mihi”.

Detalle del centro de la reja con el friso de chapa.

Más ornamental es su remate superior, en el que se desarrolla horizontalmente un friso de chapa calada con adorno vegetal donde sobresalen algunas torrecillas o garitas con sus aspilleras que muestran troneras de cruz y orbe ( semejantes a las de la vecina capilla de la Inmaculada). Sobre este remate se desarrolla una decoración a base de tallos y cardinas que prefiguran el tipo de hojarasca del plateresco, y en el centro se muestra el escudo de armas de Diego de Hinestrosa con dos lobos de la casa de Vizcaya y las estrellas de la familia Ansúrez.

Al entrar a esta Capilla de San Pedro y San Pablo vemos su amplio espacio del último gótico dividido en dos crujías abovedadas, con un primer ámbito que es el que realiza la función de nave de esta capilla y que se edificó en el 1505. Tiene un altar en el muro derecho colindante con el muro de la Epístola de la Colegiata y diversas tablas pintadas que complementan la decoración de este inicial recinto cubierto con una sencilla bóveda de crucería cuyos cuatro nervios descansan sobre ménsulas góticas y en su clave aparece el escudo de Hinestrosa.

 

Primera crujía abovedada de esta capilla.

El altar barroco de este muro de la derecha antes citado tiene una sola hornacina que alberga en su interior un Calvario hispano flamenco.

 

Detalle del Calvario.

Tras el gran arco ojival se encuentra el otro ámbito de la capilla, el más antiguo, que es de la misma época que la construcción de la iglesia, donde se encuentra su retablo y dos arcosolios.

Queda cubierta esta crujía mediante bóveda de crucería estrellada en la que sus nervios diagonales apean en capiteles con decoración de hojarasca sobre columnas helicoidales de fuste estriado y con escudos heráldicos de la familia fundadora en las claves laterales y del Marqués de Villena en la central.

El Retablo barroco muestra una exuberante labor escultórica, con cuantiosa ornamentación de hojarasca y todo él dorado, que fue elaborado en el primer cuarto del siglo XVIII en estilo churrigueresco y ocupa todo el muro frontal de la capilla.

Se compone este retablo de un sotobanco con personajes en relieve en sus laterales, que en su centro detenta una decoración de tipo vegetal con otros personajes, una predela y dos cuerpos.

 

Parte central del sotobanco

Lateral izquierda de la predela.

 

En la predela hay dos relieves en sus laterales, que son dos esculturas de atlantes en forma de angelotes de cuerpo entero para soporte de las columnas superiores, y un tabernáculo o sagrario central concebido como un templete rematado por arco trilobulado con escultura de Virgen con niño y ángel, que rebasa el espacio de la predela ocupando la parte inferior del cuerpo del retablo. En el bajorrelieve lateral de la izquierda se representa la crucifixión de San Pedro cabeza abajo, y en el de la derecha la decapitación de San Pablo.

Crucifixión de San Pedro cabeza abajo.

Centro de la predela.

 

Decapitación de San Pablo.

El cuerpo inferior se organiza mediante dos columnas salomónicas cuyos fustes recubiertos con decoración vegetal terminan en capiteles corintios. En el centro de la composición, sobre el sagrario y entre estas columnas helicoidales se abre una hornacina con gracioso dosel desde el que cuelgan unas cortinas que recogen unos angelotes, que da cobijo a las tallas de busto redondo y de gran tamaño de los titulares de la capilla, San Pedro y San Pablo.

En cada uno de los laterales de este primer cuerpo del retablo y en paralelo a las columnas salomónicas se encuentra una pilastra de tipo estípite en cada extremo.

 

Tallas de San Pedro y San Pablo

 

Conversión de San Pablo camino de Damasco.

En los intercolumnios existentes entre las pilastras y columnas tenemos en el de la izquierda la conversión de San Pablo camino de Damasco, y a la derecha la liberación de San Pedro de la cárcel por el ángel.

Liberación de San Pedro de la cárcel por el ángel.

El cuerpo superior del retablo, por encima del entablamento que separa los dos cuerpos, se muestra como un remate triangular en el que a cada uno de los lados del mismo aparece un angelote de busto redondo vestido en posición sedente, por encima de las pilastras laterales del cuerpo inferior y en el centro de ese espacio otro relieve con la escena de Cristo Resucitado entregando las llaves del Reino de los Cielos a San Pedro, con fondo de angelitos, complementándose la decoración de este ático con una pilastra estípite a cada lado del bajorrelieve y rematándose todo ello en su vértice en forma de rocalla sujetada por angelitos.

 

Cristo Resucitado entregando las llaves del Reino de los Cielos a San Pedro.

En el muro norte de la capilla se encuentran otros dos arcosolios con arcos rebajados, similares a los aludidos en anteriores capillas como panteón familiar del fundador, que cobijan otras dos imágenes procesionales.

En el arcosolio de la izquierda se encuentra la talla con la escena bíblica de Jesús entrando en Jerusalén sobre un asno para mostrarse al pueblo.

En el de la derecha se representa la escena de San Pedro cortando la oreja a Malco en el huerto, obra ésta última del escultor conquense Leonardo Martínez Bueno realizada en el año 1944.

 

Detalles en esta capilla.

 

Escudos de esta capilla.

 

Otros detalles en esta capilla.

Latitud: 39° 33' 36.936" N
Longitud: 2° 42' 9.576" W

El Arte en Cuenca - Nota legal

Página web por Hazhistoria