El arte en Cuenca

Logotipo

Belmonte: Castillo (10)

 

CASTILLO DE BELMONTE (10): Segunda Planta. Galerías de la Planta Noble

 

Es en el ala norte de esta planta, apartadas del resto de las dependencias del castillo, donde se encuentran las habitaciones o apartamentos privados de los marqueses.

Estas habitaciones de la planta noble están museizadas en estilo del siglo XIX como si hubiera sido la mansión de Eugenia de Montijo, que no llegó a habitar este castillo.

La distribución del espacio es similar a la existente en este mismo lado en el piso inferior, es decir desde la escalera principal ya descrita se llega al corredor o pasillo desde donde se abren a la izquierda siete ventanas, en este caso pareadas de arcos apuntados y de menor tamaño que en el piso inferior, dispuestas frente a las puertas de acceso al dormitorio señorial y a las estancias de la emperatriz como son su gabinete, vestidor y salón, todas abiertas hacia el lado norte.

Al final de este pasillo o corredor encontramos a la izquierda del muro frontal una puerta de comunicación con el otro corredor suroeste así como con una escalera de acceso al adarve.

Esta planta tiene también dos alas similares a las del piso inferior, aunque el ala suroeste no ofrece dependencias visitables salvo su largo corredor o pasillo, denominado galería de guardia, que conserva una techumbre similar a la norte. Hay que tener en cuenta que las considerables alturas de las techumbres de los salones de embajadores y de gobierno del piso inferior ubicados en este lado no permiten la creación de habitaciones sobre ellas.

La techumbre de este corredor, que debió ser restaurada también por Sureda en el XIX, es parecida a la del corredor inferior norte de la primera planta ya descrita, pero muestra las siguientes diferencias:

-Las jácenas o vigas maestras son de menor grosor, ya que no necesitan soportar tanto peso, y no llevan decoración alguna, además de no reposar sobre can alguno.

-El diseño decorativo del alfarje difiere en este caso ya que se crean espacios distintos por el entrecruzamiento de jaldetas, con dos desarrollos laterales similares y uno central desde donde se va originando el entrelazado de los colaterales.

-Con esta composición se crea una serie de tabicas de variadas formas: cuadradas, pentagonales, romboidales, etc.

-La labor de menado en las tabicas de la tablazón consiste en la recreación de motivos decorativos intercalados de chillas con estrellas de ocho puntas, flores hexapétalas y formas trilobuladas u ovadas-romboidales, pintadas todas ellas con el color bermellón.

 

Detalle de la techumbre

Desde este corredor se entra a los aposentos privados de los marqueses, organizados alrededor de un salón central y dormitorios a los lados.

Salón Emperatriz

Comenzando por el Salón central o de la emperatriz, a la que se accede por la primera de las puertas que encontramos al entrar en el corredor, encontramos un amplio salón rectangular que es el espacio donde se desenvolvía la vida familiar de los marqueses. En esta pieza destacan su techumbre, chimenea y puertas.

La techumbre de este salón está formada por una armadura de par y nudillo que descansa sobre un sencillo arrocabe. Sobre la tablazón discurre una trama o lacería decorativa quebrada que en sus entrecruzamientos va proyectando unas formas octogonales de desiguales lados. En el centro de cada uno de los espacios octogonales situados en el almizate pende un florón pinjante.

Los motivos decorativos de los laterales del hogar de la chimenea de este salón discurren desde su base hacia la campana simulando unos fustes estriados sobre las que apoyan unas ménsulas también estriadas a modo de capiteles que soportan la repisa o dintel de la misma. La campana que ofrece tres escudos en su tabique central queda enmarcada en su parte inferior, sobre la repisa, por un doble friso o cenefa de ovalados círculos que encierran hojas tetralobuladas y una flor en su centro.

La parte superior de la campana se cierra con una doble moldura de arco en gola ligeramente apuntado bajo el cual se desarrolla un friso de arquillos ciegos de medio punto pinjantes de flores de cuatro hojas en sus salmeres. En los tres escudos volvemos a ver representada la cruz maestral santiaguista con veneras y heráldica de los marqueses.

De las dos puertas de comunicación con las estancias laterales la que se encuentra junto a la chimenea presenta sobre su arco rebajado y en los estribos la característica decoración entre molduras que ofrecen las puertas interiores de este castillo que en este caso muestra sobre su dintel unos motivos geométricos formados por ocho ovas que cobijan formas tetralobuladas que a su vez rodean una estrella de ocho puntas con flor en su centro, y sobre los estribos los motivos ya vistos anteriormente en alguna que otra puerta.

Frente a la anterior puerta se sitúa esta otra que da acceso al dormitorio señorial así como una ventana a su lado cuya función es la de ofrecer claridad a la alcoba colindante. Esta puerta muestra unas molduras que partiendo desde la parte inferior de la misma forman un arco de entrada rebajado sobre el que se desarrollan otras molduras que modelan otro arco de tipo conopial.

Dormitorio señorial

El dormitorio señorial es de planta cuadrada y ambiente sombrío, ya que solo cuenta para su iluminación con la ventana que hemos descrito y otra abierta a la escalera.

 

En este aposento la techumbre es la que presenta un interés artístico, y la puerta de entrada vista desde su interior ofrece nuevamente la decoración propia desplegada en los contornos de las mismas, que en este caso muestra motivos decorativos que combinan formas romboidales y ovales. Junto a esta puerta se ubica otra sencilla, que a través de una escalera de caracol la pone en contacto con la habitación inferior de servicio que ya se había señalado en la descripción de la primera planta.

La techumbre de este dormitorio es de planta cuadrada que gracias a sus cuatro cuadrales se convierte en ochavada, formando cuatro paños triangulares denominados cuadrantes, que se encuentran decorados con motivos geométricos. La base de la armadura cuenta con una solera en forma de bocelón sogueado que recorre la forma cuadrada de la habitación. El arrocabe cuenta con un solo alicer que recorre los ocho lados formados por los cuadrales mostrando un friso geométrico entre dos gruesas molduras sogueadas, rematándose bajo su moldura inferior una ornamentada cornisa colgante formada por arcos continuos festoneados. Sobre el arrocabe se extienden los ocho faldones o paños inclinados que van formando la techumbre. La configuración de estos faldones es trapezoidal de manera decreciente en altura hasta acabar en su parte elevada en otra forma octogonal que actúa como base de otros ocho faldones, de menor anchura y altura y con mayor inclinación, que al cerrarse con otra forma octogonal de menor perímetro ofrece un almizate ochavo en el que se van configurando círculos concéntricos formados por líneas quebradas que establecen estrellas y acoge en su centro un florón pinjante.

Los bordes de las aristas de unión de cada paño están reforzados por unas tablillas o limas bordón que muestran una decoración con motivos tetralobulados a los lados de unas molduras sogueadas similares a las del alicer que recorren todas las aristas, tanto las verticales como horizontales.

La ornamentación de los faldones se organiza mediante calles que al entrecruzarse conforman unas tabicas con motivos que van alternándose como son las estrellas de seis u ocho puntas, formas tetralobuladas y ovadas-romboidales, pintadas con colores azul, bermellón o amarillo. Las tablas que forman las tabicas también llevan decoración de tipo geométrico.

Los faldones de la parte superior muestran también motivos geométricos.

Esta techumbre es original del siglo XV y fue restaurada en el XIX cuando se suprimieron los diseños en cerámica vidriada medieval por los mismos motivos en madera.

Detalle ornamentación techumbre

Detalle del almizate.

Gabinete Emperatriz

Al gabinete de la emperatriz se accede desde el gran salón central o bien desde una puerta pequeña que comunica con la habitación de servicio de la planta inferior a través de una escalera de caracol. También desde este gabinete hay comunicación con la salita colindante o vestidor a través de otra puerta.

En este gabinete la chimenea y techumbre son los dos elementos a describir.

Puertas del gabinete

La chimenea de este gabinete es de similar factura a la que hemos visto en el colindante salón central aunque algo menos abigarrada en su decoración. En este caso el hogar solo cuenta con dos ménsulas sin decoración alguna para apoyo de la repisa y la campana ofrece un único friso o cenefa de ovalados círculos que encierran formas tetralobuladas.

La parte superior de la campana se cierra con una doble moldura de arco de medio punto en gola bajo el cual se desarrolla un friso de arquillos ciegos de medio punto pinjantes de flores de tres puntas en sus salmeres. También hay tres escudos en la campana similares a los del gran salón.

La techumbre, original del XV y restaurada en el XIX, guarda afinidad con la que hemos visto en el dormitorio señorial. El planteamiento de su armadura coincide con aquella en cuanto a que como se trata también de una habitación de planta cuadrada, por medio de cuatro cuadrales se convierte en ochavada, formándose así cuatro cuadrantes, que se encuentran decorados con motivos geométricos y que tienen en su centro cuatro florones pinjantes. La base de la armadura cuenta con una solera en forma de bocelón sogueado que recorre la forma cuadrada de la habitación y un alicer sobre ella con formas tetralobuladas unidas. El arrocabe en su conjunto cuenta en este caso con la solera y alicer comentados y otro alicer por encima de menor ancho que recorre los ocho lados formados con los cuadrales mostrando otro friso geométrico con otro bocelón sogueado sobre él. La disposición de paños o faldones trapezoidales inclinados sobre el arrocabe es similar, al igual que su unión en forma octogonal y su prolongación superior en forma de embudo.

En cuanto a la ornamentación de sus faldones apreciamos una serie de variados diseños geométricos en los que predominan motivos de cruces y de rombos. Todas estas formas tienen su papo agramilado y las cruces simétricas en forma de aspa se presentan alineadas, creando cada una en su interior una forma de estrella de ocho puntas cuyo fondo se encuentra con pintura de color bermellón y en el centro de ella un círculo de color azul.

Los faldones de la parte superior muestran también motivos geométricos con arcos ojivales y polilobulados. Sobre éstos se encuentra el almizate ochavo ornado con una moldura en forma circular de línea quebrada y agramilada que diseña una estrella de dieciséis puntas y en su centro un florón pinjante.

El vestidor de la emperatriz, es un pequeño cuarto al que se puede acceder desde su gabinete y desde el corredor de esta galería que ofrece decoración en su chimenea y su techumbre.

La chimenea, parecida a las anteriores ofrece decoración en su hogar con fustes y ménsulas acanaladas. La campana tiene otros tres escudos, un friso de motivos tetralobulados y su parte superior se cierra con una doble moldura que ofrece un remate triangular.

Su techumbre es un alfarje que muestra un arrocabe formado por diversas molduras, unas lisas y otras de cordón sogueado sobre las que reposa una armadura formada por una serie de vigas o jaldetas que al entrecruzarse modelan unas profundas tabicas rectangulares entre ellas.

La labor de menado al interior de estas tabicas se inscribe tanto en la tablazón o fondo de ellas como en los laterales de las mismas que se engalanan con alfardones agramilados que se unen en sus vértices laterales con cuyos entrelazos forman composiciones de dos o tres alfardones.

En cada uno de los puntos de intersección de las vigas de este alfarje cuelga el mismo motivo decorativo de pequeños florones.

 

 

 

No queremos terminar sin indicar que periodicamente se desarrollan en el castillo Recreaciones históricas y Combates medievales en los que a través de la indumentaria y armaduras que portan los integrantes de los mismos podemos acercarnos a momentos históricos propios de la época en que los castillos cumplían funciones castrenses y de residencia a los señores de la nobleza.

 

 

Latitud: 39° 31' 9.2568" N
Longitud: 2° 41' 33.6156" W

El Arte en Cuenca - Nota legal

Página web por Hazhistoria