El arte en Cuenca

Logotipo

Montalbanejo: Iglesia de la Asunción

 

IGLESIA DE LA ASUNCIÓN DE NUESTRA SEÑORA

 

Este templo fue declarado como Bien de Interés Cultural (B.I.C.), con la categoría de monumento histórico-artístico de carácter nacional, mediante real decreto de finales del año 1982 que se publicó en el Boletín Oficial del Estado a comienzos del año 1983.

La iglesia de tres naves está construida en mampostería y con sillares en las esquinas, entre los siglos XV y XVI, con elementos tanto góticos como renacentistas. 

Exteriormente destaca su alta torre así como los diversos contrafuertes adosados a sus muros.

La Torre, realizada por Pedro de la Vaca en el último tercio del siglo XVI que presenta planta cuadrada adosada en el ángulo noroeste del templo, está formada en su basamento por un zócalo que soluciona el desnivel natural del terreno. Sobre éste se elevan un total de cinco escalonados cuerpos separados por molduras, el último con forma octogonal.

Tanto el zócalo como los dos primeros cuerpos que apoyan en él están realizados en sillería y cuentan con otros sillares de refuerzo que sobresalen en sus esquinas. En el lado norte del segundo cuerpo se abre un vano en forma de óculo formado a base de anillos de diámetros diferentes.

Los siguientes cuerpos, tercero y cuarto, están realizados en mampostería y sillares esquineros, abriéndose una ventana rectangular en cada uno de ellos.

El quinto y último cuerpo para campanas, elaborado con sillares, muestra una forma octogonal a consecuencia del achaflanado de sus esquinas. El paso del cuadrado al octógono se resuelve a través de cuatro trompas.

En cada uno de los lienzos de cada lado cardinal, que son de mayor anchura que los achaflanados, se abre un vano de sillares resaltados con arcos de medio punto para las campanas.

En los chaflanes u ochavas se abren ventanas rectangulares igualmente con sillería resaltada, que en este caso se disponen sobre los ángulos formados por un acabado biselado descendente de los sillares.

En el costado este de la torre y adosado a ella se encuentra el husillo o parte del cuerpo externo semicircular de la escalera de acceso a las campanas, que llega hasta el tercer cuerpo, se ilumina con abocinada saetera y queda rematado con sencillo casquete.

La fachada, que se sitúa a poniente de la iglesia, cuenta con una ventana abierta en cada una de las naves laterales (rectangular la norte y con arco de medio punto la sur) y en la nave central, de mayor elevación, se sitúa la Puerta de entrada al templo (de sillería con arco de medio punto sobre jambas) con una hornacina sobre ella y otra ventana rectangular sobre esta última.

El interior del templo tiene planta basilical de tres naves separadas por amplios arcos que apoyan sobre pilares.

La planta de la Capilla Mayor en la nave central se encuentra algo más avanzada que las naves laterales.

La nave central se comunica con las laterales a través de dos arcos emparejados; los de la izquierda con perfil abocelado y arcos de medio punto ligeramente apuntados, y ojivales los de la derecha.

La nave central cuenta con arcos fajones apuntados y formeros de medio punto sobre pilares, cubriéndose con bóveda de arista, y la cabecera con bóveda de terceletes.

Las naves laterales se cubren por bóvedas de arista. La nave norte o del evangelio posee dos capillas: una rectangular que tiene bóveda de cañón con lunetos y otra cuadrada con cúpula sobre pechinas; en la nave sur o de la epístola se encuentra otra capilla rectangular que se cubre con bóveda de terceletes.

En la cabecera plana de la nave central de la iglesia se encuentra el Retablo Mayor policromado, atribuido al entallador, imaginero y cantero del renacimiento español Diego de Tiedra.

Este retablo renacentista plateresco fue iniciado por Diego de Villadiego, que realizó la parte arquitectónica o mazonería del mismo, y a partir del año 1536 se traspasó a Diego de Tiedra para que realizase la parte escultórica.

Los trabajos finalizaron en el año 1561 y se ubicó en la iglesia en 1564.

Está formado por alta predela, dos cuerpos en altura y ático, con tres calles (más ancha la central), y dos entrecalles.

Se encuentran distribuidas por el retablo las representaciones de los Apóstoles, un ciclo con la infancia de Jesús y otro de la Virgen María, aunque están vacías las seis hornacinas de la predela y las dos correspondientes a las entrecalles del cuerpo primero.

Imagen con la predela y el primer cuerpo del retablo.

La predela no cuenta con escultura alguna y en el primer cuerpo se encuentran las representaciones (de izquierda a derecha) de la Adoración de los Pastores, la Dormición de la Virgen y la Adoración de los Reyes Magos.

En las hornacinas vacías de las entrecalles de este primer cuerpo se situarían el Apóstol Bartolomé a la izquierda, y en el de la derecha Felipe.

La Predela

En las hornacinas laterales vacías figurarían las esculturas (de izquierda a derecha) San Juan El Bautista, San Andrés y a Simón Pedro. En el centro el Sagrario, siguiendo a la derecha San Pablo, San Juan y Santiago al final.

En la calle lateral izquierda del primer cuerpo figura el grupo escultórico con la representación de la Adoración de los Pastores

En la calle central se encuentra el grupo con la Dormición de la Virgen

En la calle lateral derecha figura la Adoración de los Reyes Magos

Imagen del segundo cuerpo y del ático del retablo

En la calle lateral izquierda del segundo cuerpo se representa la Circuncisión del Niño Jesús

En la parte central de este segundo cuerpo se encuentra el grupo escultórico con la figuración de la Asunción de la Virgen al cielo en la calle central y en las entrecalles a Santo Tomás a la izquierda y Santiago el menor en la de la derecha

Detalle de la entrecalle lateral izquierda del segundo cuerpo con la escultura de Santo Tomás

La Asunción de la Virgen

Representación de Jesús en el Templo en calle lateral derecha

En la parte central del ático grupo escultórico con la Coronación de la Virgen y en las entrecalles laterales Simón el Zelote a la izquierda y Judas Tadeo en el de la derecha.

Detalle de los guardapolvos o polseras laterales del retablo en el que aparecen unas cartelas con la fecha de realización y nombre de los donantes del retablo en una de ellas y la de la terminación de la obra en la otra, si bien no se ha llegado a conservar en su totalidad.

Coro a los pies de la nave central

Vista de la capilla del bautismo en la nave de la epístola, donde se encuentra la pila bautismal.

Detalle Pila Bautismal

A los pies de la nave de la epístola, bajo la Torre, se encuentra la portada renacentista de entrada a una Capilla, obra de Diego de Tiedra.

Está formada la portada con arco de medio punto doblado flanqueado por columnas estriadas, que apoyan en altos pedestales y soportan un entablamento sobre el que se abre una hornacina.

La parte interior de la rosca del arco muestra en sus dovelas unos medallones con cabezas humanas en su interior, mientras que en la parte externa del mismo se representan figuras humanas.

El entablamento se decora con discos, ovas y dardos

Detalle de las cabezas y cuerpos humanos representados en el arco

Interior de la Capilla

Muros laterales de la Capilla

Retablo barroco de la Capilla

Bóveda sobre pechinas de la Capilla

Latitud: 39° 44' 5.0172" N
Longitud: 2° 29' 51.4572" W

El Arte en Cuenca - Nota legal

Diseño web por Hazhistoria