El arte en Cuenca

Logotipo

Museo Diocesano. Sala 3

Sala 3. Renacimiento: Martín Gómez

A esta sala del renacimiento se la denomina de Martín Gómez el Viejo ya que en en ella hay 4 tablas de este pintor renacentista conquense, aunque también hay una obra esculpida por Esteban Jamete y una talla de Diego de Tiedra.

Presentación del Niño en el Templo

Óleo sobre tabla de Martín Gómez "el Viejo", del siglo XVI y procedente de la Catedral.

Con un fondo de arquitectura renacentista y una mesa de altar se muestra la escena de la presentación de Jesús en el Templo.

En primer lugar de la composición de esta pintura destaca la Virgen haciendo entrega de su hijo al viejo Simeón, que con mitra y vestiduras sacerdotales se encuentra casi en el mismo primer plano de la Virgen.

Detrás de Simeón y a su derecha la figura de un servidor del templo, que lleva una vela encendida en su mano derecha; detrás del anciano y sobre su brazo izquierdo otro personaje con vela encendida y junto a él una figura de mujer con toca y manto que le cae desde la cabeza, y a su lado un niño portando un báculo en su mano izquierda y un libro cerrado en su mano derecha.

Al lado izquierdo, a espaldas de la Virgen, cuatro figuras, dos de ellas con velas encendidas (con barba la de san José), destacando en primer plano la joven que lleva sobre su cabeza el cestillo de la ofrenda con sus palominos.

 

Detalle de los personajes situados tras la Virgen.

Detalle de los personajes tras Simeón

Cabeza de ángel

Realizada en piedra caliza blanca, se encontraba en uno de los casetones que cubría la bóveda del Arco de Jamete en la Catedral de Cuenca.

Su autor, Esteban Jamete, realizó esta obra renacentista hacia 1.550.

Nacimiento

Óleo sobre tabla, realizado por Martín Gómez "el Viejo", en los años 1.548-1.549, y procedente de la Catedral.

Sobre un fondo de arquitectura renacentista, se ordena este cuadro en tres planos horizontalmente superpuestos: el primer plano con la representación del Nacimiento de Cristo, seguido en segundo plano con pastores y en el tercero, bajo los arcos, paisaje con otros pastores.

El marco de esta tabla se orna con letras de oro con la siguiente inscripción:  PUER NATUS EST NOBIS. ET FILIUS / DATUS EST NOBIS. CUIUS / IMPERIUM SUPER HUMERUM EIUS / ET ERIT NOMEN EIUS IESUS.

 

En el primer plano destaca la figura del Niño en su cuna, y alrededor de ella contemplándole seis ángeles, dos de ellos desplegando unas filacterias en las que se anuncia Gloria in excelsis Deo.

A cada lado se hallan las figuras de la Virgen y san José, en actitud de adoración.

Detalle del Niño Jesús con los seis ángeles.

En los otros dos planos sucesivos se observa en el primero de ellos a los cuatro pastores y la presencia de los dos animales que según la tradición se hallaban presentes en el establo.

Y en el centro del plano superior, al fondo, los otros dos pastores y unos ángeles.

También a los lados, en la banda de la derecha y entre nubes aparece un ángel con filacteria, y en la de la izquierda un jinete.

 

Detalle de los cuatro pastores, con ofrendas, que desde una galería contemplan al Niño.

En el último plano, bajo los arcos, paisaje que sirve de fondo a los dos pastores que se encuentran de pie y cuidando de su rebaño, y a los cuatro ángeles mensajeros que, desde lo alto, anuncian a los pastores el suceso, al tiempo que arrojan rosas sobre la cuna del Niño.

Resurreción de Cristo

Se trata del remate o copete del tornavoz del púlpito de la parroquia de Montalbanejo.

Ese grupo escultórico de la resurrección es una talla policromada del siglo XVI que debió ser realizada por algún seguidor de la escuela de Diego de Tiedra.

 

Detalle del grupo escultórico con las figuras sorprendidas de los soldados que guardaban su tumba.

Detalle de Cristo elevándose acompañado de seis ángeles.

La Santa Cena

Óleo sobre tabla atribuido a Martín Gómez "el Viejo" y Gonzalo Gómez, hacia 1.554-1.556.

Está formado este retablo renacentista por un tríptico entre columnas abalaustradas y remate triangular.

 

La tabla central del retablo describe la escena de la última Cena celebrada por el Señor la víspera de su muerte, destacando como figura principal la de Jesús sobre la de los Apóstoles mientras que bendice con su mano derecha, y su izquierda la posa sobre los hombros de san Juan, discípulo predilecto y que se encuentra echado sobre la mesa a la izquierda del Maestro.

En ese mismo lado hay otros cinco Apóstoles, mientras que a la derecha de Jesús, encabezados por san Pedro se ven otros seis más, y en primer plano como en solitario frente a Jesús figura Judas Iscariote, con un trozo de pan en su mano derecha así como colgando de su mano izquierda la bolsa con las treinta monedas de plata.

La decoración de fondo corresponde por encima un ajimez; más adentro una puerta con arco de medio punto y, luego, dos ventanas más y otra puerta adintelada.

 

 

 

La mesa de la Santa Cena es circular, con diversos utensilios para la cena: vaso, cuchillo, pan, limones partidos, una escudilla y una bandeja.

En segundo plano, en el ángulo superior derecho, se ve otra mesa más pequeña con dos copas colocadas sobre ella.

El remate del frontón triangular de este tríptico representa la escena de la Anunciación: a la derecha el Ángel dirigiéndose a la Virgen y portando un báculo en el que prende una filacteria con las iniciales de AVE GRATIA PLENA. Mientras, la Virgen arrodillada en su reclinatorio con la mano izquierda colocada sobre el pecho y la derecha algo levantada, expectante a las palabras del Ángel.

Al fondo, en el centro, un solitario jarrón de azucenas, y sobre él una ventana, a través de la cual figura el Padre Eterno y la representación del Espíritu Santo un poco más abajo bajo el símbolo de una paloma, que descendiendo toca con una de sus alas la aureola de la Virgen.

 

Asunción de la Virgen

Óleo sobre tabla atribuido a Martín Gómez "el Viejo", de mediados del siglo XVI y procedente de la Catedral.

La Virgen, con manto azul, recogido en pliegues por delante de la cintura y túnica violácea, está de frente, con las manos juntas, encontrándose envuelta entre nubes y rodeada por ángeles, que la acompañan en su subida a los cielos.

 

Latitud: 40° 4' 41.0412" N
Longitud: 2° 7' 44.8032" W