El arte en Cuenca

Logotipo

Alarcón: Ermita Nuestra Señora de la Orden

Ermita de Nuestra Señora de la Orden

Esta ermita que realiza actualmente las funciones de capilla del cementerio, fue construida en mampostería y sillares en las esquinas. Conserva la cabecera y parte de su única nave, la cual tras el hundimiento parcial de la misma, fue cerrada con un nuevo muro hacia su mitad, colocándose en el nuevo cerramiento de poniente la portada existente en su paramento sur, actualmente cegada, mientras que en el muro norte una construcción posterior utilizada como panteón impide ver una portada y una ventana.

Vista del muro sur de la nave, con su nueva puerta y la del panteón.

Los elementos románicos conservados son: El ábside semicircular, con saetera en su centro realizada con sillares, y cornisa a bisel sobre canecillos de caveto, habiéndose abierto un nuevo hueco hacia la zona norte que sirve de actual puerta de acceso a la ermita. 

Puerta cegada de poniente

En el nuevo muro creado para cerrar la ermita a poniente, se encuentra emplazada la portada de sillares actualmente cegada, que fue trasladada desde el muro sur, formada por un adovelado arco apuntado y moldurado mediante baquetón, escocia y sillares lisos, pudiendo vislumbrarse bajo la parte trasera otro arco similar con moldura de bocel. El arco descansa sobre doble imposta sin decoración, siendo más gruesa la superior, apeando ésta sobre jambas lisas de sillares; y en el panteón privado adosado posteriormente en el muro norte y oculta al público, se encuentra la portada norte que parece formada por dos arquivoltas decoradas con cintas onduladas entrelazadas y puntas de diamante.

Canes con decoración antropomorfa

El presbiterio y parte de los muros de la nave, con cornisa y canecillos de misma factura. Hay que destacar que en el arranque del presbiterio norte partiendo del ábside hay dos canes con decoración antropomorfa, uno de ellos representando una pareja desnuda abrazada que podría simbolizar la lujuria.

Canecillo con personajes abrazados

En su interior pueden apreciarse tres ventanas abocinadas correspondientes a la cabecera, estando las dos del presbiterio cegadas; también se aprecia interiormente la parte trasera de la sillería de la portada sur citada que se trasladó al cerrar el muro de poniente. 

Una de las tres ventanas, desde el interior

Latitud: 39° 32' 41.3772" N
Longitud: 2° 5' 23.3088" W