El arte en Cuenca

Logotipo

Belmonte: Castillo (02)

 

CASTILLO DE BELMONTE (2): Murallas

 

Desde los lados norte y oeste del recinto externo o barrera artillera que rodea al castillo parten dos murallas que descienden hacia la población, que quedaba rodeada para su protección con la unión entre ambas. Este sistema defensivo urbano queda rematado con su parapeto almenado con merlones y almenas rectas y su correspondiente adarve o paseo de ronda. Esta cerca o muralla urbana fue igualmente comenzada en el año 1456.

Muralla norte

La muralla que parte desde el lado norte de la barrera artillera conserva todavía algo más de 300 m. de longitud a través de tres lienzos conformados por los quiebros que se desarrollan en la misma para su adaptación al terreno.

Vista del Castillo y de la muralla norte

Vista del Castillo y de la muralla norte

Quiebros de la muralla norte, con el cubo de la Puerta de San Juan al fondo

 

Hay que reseñar que dentro de la muralla, en un espacio situado a los pies del castillo, se ubican un total de 40 máquinas de asedio a escala real.

Vista de la muralla norte desde el castillo

El tramo final que se conserva de esta muralla norte finaliza en la desaparecida Puerta de San Juan, de la que solo apreciamos parte de uno de sus cubos.

Muralla Suroeste

La otra muralla, que es la que parte desde el lado oeste de la barrera artillera, sigue en sus comienzos una dirección sur-suroeste para a través de otros quiebros seguir en sentido oeste y posteriormente norte buscando el cierre con la muralla opuesta.

 

Este primer espacio de la muralla oeste supera igualmente los 300 m. de longitud, a través de cuatro lienzos, hasta la denominada puerta de Chinchilla. En estos muros se encuentra una torre albarrana.

Además de la citada puerta de Chinchilla la muralla que rodea la población conserva otras dos puertas, la del Almudí y la de la Estrella.

Cubo circular de la muralla

Hacia la mitad del espacio existente entre el Castillo y la Puerta de Chinchilla se sitúa la torre albarrana, y entre ésta última y la citada puerta se encuentra adosado a la muralla un cubo circular para su defensa casi oculto entre las casas.

La Torre Albarrana, construida con los mismos materiales que el resto de esta muralla, tiene planta cuadrada que se cierra hacia el exterior con un añadido en forma semicircular, conformando un cubo defensivo exento en forma de D.

Imágenes de la Torre Albarrana

Es de mayor altura que la muralla, unida a ella por un pequeño puente sobre un arco de medio punto rebajado. Cuenta con almenado recto en el que se abren aspilleras y troneras de palo y orbe bajo ellas.

Vista de la Torre Albarrana desde el interior de la muralla.

La Puerta de Chinchilla, que conserva su estructura original del siglo XV, es la más antigua de las tres que se mantienen como acceso a la población.

El vano de entrada por esta puerta discurre bajo un adovelado arco de medio punto elaborado con sillares de piedra.

Sobre este arco se conservan todavía ocho ménsulas que soportarían una cornisa para apoyo de algún tipo de elemento defensivo, así como restos de lo que parece ser la parte superior de un arco gótico.

Para su defensa se encuentran a ambos lados de la puerta dos grandes torreones cilíndricos de mayor altura con el mismo tipo de almenas rectas y troneras de palo y orbe bajo ellas.

Por encima de estas ménsulas hay en la actualidad vestigios de una pequeña capilla edificada en el siglo XVIII, con un estrecho vano en su muro exterior, que cuenta con un arco de medio punto.

Todavía se puede apreciar las dos gorroneras o quiciales donde encaja el gorrón o eje superior de la puerta para su apertura o cierre.

Entre los vanos de la puerta se aprecian unas ranuras verticales que podrían servir para un rastrillo o puerta enrejada de defensa.

La Puerta del Almudí, que también se la conoce como del Cristo de los Ausentes o del Rollo, se sitúa junto al pósito o almudí de la villa.

Ha recibido transformaciones, como la de  una pequeña capillita construida en su parte superior donde se ha emplazado en una hornacina la imagen en bronce del mencionado Cristo de los Ausentes.

Conserva su vano de entrada bajo un adovelado arco de medio punto en sillería y conserva sus dos gorroneras para el cierre de la puerta.

La Puerta de la Estrella, igualmente transformada, cuenta con dos arcos ambos de tipo escarzano, ya que en este espacio hay dos vanos separados en la muralla.

Sobre el arco exterior se levantan cinco merlones escalonados que ofrecen una imagen defensiva y en los laterales del muro interior aparecen también las ranuras para el rastrillo, mientras que en el otro vano es donde se encuentran las gorroneras.

Sobre el arco del muro del interior se encuentra otra pequeña capillita a la que se accede mediante unas escaleras de piedra. Al interior de este templete se encuentra una imagen en piedra de esta virgen y una estrella de seis puntas.

Se venera el altar de esta imagen desde el interior de la población a través de un balcón con arco de medio punto sobrepasado.

Latitud: 39° 33' 27.6444" N
Longitud: 2° 41' 48.2532" W

El Arte en Cuenca - Nota legal

Página web por Hazhistoria